Crystal

Cada vez que acostábamos a nuestro hijo de 10 meses en la cuna se ponía furioso. Nos despertábamos varias veces durante la noche y por la mañana teníamos que madrugar, lo cual nos tenía agotados. Con Polly, percibimos rápidamente cambios drásticos y, aunque parezca increíble, tras solo tres días nuestro hijo durmió una noche completa. En la actualidad, no se despierta prácticamente nunca durante la noche y duerme hasta tarde por la mañana. Además, parece que se va contento a la cama, por la noche y a la hora de la siesta. Aún no me lo creo...

Crystal, mamá de Archie (10 meses)

Katie

El apoyo de Polly fue (y es) fantástico. Es una gran profesional, te ofrece trucos estupendos ¡para no volverte loca! La recomendaría sin dudarlo. ¡Gracias a ella, nuestras vidas han cambiado! No tengo palabras para agradecerle sus sabios consejos.

Katie, mamá de Oscar y Felix (gemelos de 3 años y medio)

Sarah

Sin duda alguna, recomiendo a Polly. Identificó rápidamente los motivos por los que mi hija dormía mal y sus propuestas prácticas fueron extremadamente útiles. Como resultado, ahora duerme estupendamente. Polly me apoyó tanto durante el proceso que me sentí mucho más cómoda y segura a la hora de afrontar cualquier problema en mi vida diaria.

Sarah, mamá de Eva (9 meses)

Joanna

La paciencia y la competencia de Polly fueron increíbles. Me ayudó a ver más allá de la confusión para centrarme en los problemas que impedían dormir a mi bebé. Haciendo gala de gran amabilidad, me mostró los pequeños aspectos que podía modificar y, al aplicarlos en conjunto, obtuve un resultado impresionante.

En una semana todos dormíamos estupendamente, fue increíble.

Joanna, mama de Meredith (5 meses)

Katie S

Sin duda alguna, recomiendo la ayuda de Polly. Puede que suene melodramático, ¡pero ella ha cambiado drásticamente mi vida! Polly me ayudó a organizar las siestas de mi hija. Me elaboróu un horario de comidas y me animó a seguirlo al pie de la letra. Cuando mi hija durmió una noche entera sin interrupciones, no me lo podía creer, ¡me levanté varias veces para comprobar que estaba bien!

Katie S, mamá de Lucia (6 meses)